El Soho: un barrio de Málaga que no te puedes perder

Málaga ha sufrido en los últimos años una transformación que la ha colocado en las primeras posiciones de los destinos turísticos más demandados de Europa. El centro histórico y sus playas son sus principales reclamos pero ya no son los únicos. Contiguo al centro, apenas cruzando el lateral sur de la Alameda Principal y hasta el Muelle Heredia, se extiende el Soho, el llamado Barrio de las Artes de Málaga que se ha convertido en todo un emblema del arte urbano y que ya es visita obligada para todos los que llegan a la capital.

El que hoy conocemos como Soho era hace poco más de una década un barrio de oficinas de día que de noche albergaba actividades de dudosa reputación. El proyecto nace de los propios malagueños que, sabedores del potencial de este entorno con una ubicación inmejorable, quisieron reconvertir la zona. El esfuerzo de autoridades y vecinos ha logrado cambiar el fondo y la forma de un barrio que ha conseguido revivir con el arte como principal seña de identidad. Sirva de referencia que, además de las mencionadas fronteras de la Alameda Principal al norte y el Muelle Heredia al Sur, los límites al Oeste y al Este los marcan el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) y el Teatro Soho CaixaBank.

Lo más característico del Soho y lo primero que empezó a destacar con la reconversión del entorno son sus enormes murales al aire libre, obra de artistas tan reconocidos internacionalmente como Obey y D*Face. Suyas son las pinturas que decoran la impresionante fachada del edificio de Comandante Benítez 14, junto al río Guadalmedina y el colegio García Lorca. Estas y otras muchas creaciones que se reparten por las calles del Soho forman parte del proyecto Maus (Málaga Arte Soho Urbano), “una experiencia de creación única en la que las calles se transforman en el lienzo de trabajo de numerosos artistas procedentes de todos los rincones del mundo”, según reza en la declaración del proyecto, que añade que es una iniciativa que “nace con el objetivo de entregar a Málaga un legado cultural contemporáneo de alto valor artístico, proporcionando una nueva visión urbana, descubriendo nuevos espacios y rompiendo con la cotidianidad de la ciudad, implicando a los vecinos en el desarrollo de sus actividades”. 

Entre los murales más destacados, además de los ya mencionados de Obey y D*Face, podemos encontrar el de Dal East en la Alameda Principal, el de Aryz en la calle Barroso, el de Okuda & Remed en Martínez Campos o el de Roa en Casas de Campos. Muy populares se han hecho también las pinturas del artista callejero TVBoy, que pintó en los muros de calle Vendeja a destacados malagueños muy queridos por los vecinos de la capital como son Antonio Banderas, Pepa Flores, Chiquito de la Calzada, Picasso y Dani Rovira, en lo que él mismo consideró como “un regalo para la ciudad”.

El Soho, además, alberga desde 2003 el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), un museo impulsado por el Ayuntamiento de Málaga en el que se exponen artes plásticas y visuales desde el último tercio del siglo XX hasta la actualidad. Es uno de los espacios expositivos más visitados de la ciudad, con exposiciones itinerantes durante todo el año y ciclos de actividades muy variados.

En el otro extremo del barrio, en la calle Córdoba, abrió sus puertas el pasado noviembre el Teatro Soho CaixaBank en el edificio que desde 1961 había albergado los multicines y el Teatro Alameda. Este proyecto es una apuesta personal de Antonio Banderas, que con él, según ha admitido el propio actor, “ha hecho realidad el sueño de su vida”. El teatro ha sido el culpable, además, de que el malagueño haya vuelto a instalarse en la ciudad al menos de forma temporal.

La apertura del Teatro Soho CaixaBank ha sido la guinda perfecta para un barrio que ha logrado renacer bajo el paraguas de la cultura y en torno al cual han abierto numerosos negocios con encanto que llenan de vida sus calles. No es casualidad que se hayan instalado allí el Museo de la Imaginación y algunas galerías de arte, o que Cruzcampo lo haya elegido para ubicar La Fábrica, un gigantesco local de 1.200 metros cuadrados en el que se elabora cerveza artesana y se celebran exposiciones y conciertos con música en vivo. En las calles del Soho también se pueden encontrar multitud de locales donde sirven desayunos, menús del día para el almuerzo y copas para cuando cae la noche. Todo ello, unido a que está a un paso del Centro Histórico y del Puerto, hacen del Soho un barrio con un enorme atractivo tanto para los malagueños como para los turistas que llegan a la ciudad. 

El Soho ya es visita obligada para todo el que pase por la capital de la Costa del Sol.